Noticias insólitas
Typography

Joshua Kaufman, un sobreviviente del Holocausto tuvo un emotivo encuentro con Daniel Gillespie, el soldado norteamericano que lo liberó cuando su unidad irrumpió en el campo de exterminio nazi de Dachau, cerca a Munich, el 29 de abril de 1945.

Joshua Kaufman, se encontraba al borde de la muerte en condiciones más que infrahumanas cuando las tropas del ejército americano lo liberaron.

Joshua asegura que en ese tiempo era cómo un 'muerto viviente' y que todo lo que tiene en la vida se lo debe a Daniel Gillespie.

El emotivo encuentro de Joshua Kaufman y su liberador Daniel Gillespie, se realizó en Huntington Beach, California - EEUU, y fue organizado por el director Emanuel Rotstein y su equipo de investigación quienes preparan el documental "Libertadores de Dachau". Paradójicamente ambos personajes vivían a menos de 100 Kms. de distancia.

"Te quiero tanto", le dijo Joshua Kaufman (87) a Daniel Gillespie (89), luego de besar la mano al veterano de la segunda guerra mundial le dijo: "He querido hacer esto desde hace 70 años". 

Daniel Gillespie era un soldado que operaba una ametralladora en la 42 División Relámpago del ejército norteamericano, cuando su unidad ingreso al campo de concentración nazi cuya custodia había sido abandonada apuradamente por el ejército alemán.

Gillespie y otros soldados ingresaron al Block 11 del campo nazi y la primera persona que hallaron fue al judio húngaro Joshua Kaufman, y otros que estaban escondidos en una letrina, ellos no sabían si los soldados que entraban eran los norteamericanos que llegaban para liberarlos o los nazis para asesinarlos.

"Morir habría sido más fácil. En Dachau todos los días teníamos que cargar sacos de cemento de 50 kilos. El que caía era baleado inmediatamente. Me convertí en un animal, y los animales quieren sobrevivir, yo quería vivir ", dijo Joshua.

"Nos encerraron en los cuarteles de los guardias. Esto significaba que la mayoría de nosotros estábamos destinados a morir. Entonces vi la bandera blanca flameando en la torre de vigilancia y me di cuenta que la tortura había terminado. Cuando los soldados estadounidenses rompieron la puerta, mi corazón dio un vuelco. Salí del infierno a la luz, por ello le estoy eternamente agradecido", dijo Kaufman.

Luego que el soldado Daniel Gillespie ayudó al cadavérico Joshua Kaufman a salir a la luz del sol, ambos se separaron con los ojos llenos de lágrimas pensando que nunca más en la vida volverían a encontrarse.

"Fue la más profunda conmoción de mi vida. La liberación (del campo de exterminio) cambió mi vida para siempre. No podíamos entenderlo. Crecí en California donde teníamos todo en abundancia, no nos dijeron cómo la gente podía dejar que otras personas murieran de hambre, ellos los asesinaban o simplemente los dejaban morir. Una y otra vez estas preguntas giraban en mi cabeza y al mismo tiempo me sentí terriblemente lleno de rabia", dijo Gillespie.

Luego de su liberación Kaufman no solo se encontraba hambriento y sin dinero sino además había perdido a casi toda su familia, su madre y tres hermanas murieron en el campo de exterminio de Auschwitz, su condición física y moral era extrema.

Kaufman se alejó viajando al recientemente creado país de Israel, donde se convirtió en soldado para defender su kibutz y luego pelear en la Guerra de los Seis Días y la Guerra del Yom Kippur, posteriormente emigro a los Estados Unidos, para trabajar cómo gasfitero (fontanero), se casó y tuvo tres hijas. Daniel Gillespie por su parte retorno a su país al final de la guerra, se convirtió en un exitoso vendedor, se casó y tuvo ocho hijos.

La reunión entre el sobreviviente del Holocausto y el soldado americano que lo rescató, se llevará a la pantalla de la TV en un especial del History Channel que será emitido el 31 de mayo de este año.

 

Dachau

 

El campo de concentración de Dachau, ubicado al nordeste de Munich, Alemania, fue el primer campo de concentración regular creado por los nazis en 1933, funciono durante 12 años hasta 1945, cuando fue liberado por las tropas americanas al final de la guerra.

Más de 35 MIL prisioneros, entre judíos, gitanos, actores, escritores, homosexuales, y otros, fueron liberadosporlos americanos.

Los prisioneros habían sobrevivido a las condiciones de mayor crueldad a las que puede ser expuesto un ser humano, el hambre y las condiciones insalubres los había dejado con una apariencia de pordioseros famélicos, cómo cadáveres andantes que además eran sometidos a trabajos forzados y experimentos médicos. La gente moría entonces como algo cotidiano.