Noticias insólitas
Typography

En Argentina un ciudadano coreano fue denunciado por sus vecinos por sacrificar perros que encontraba en la calle para luego venderlos en distintas partes de la ciudad de Buenos Aires.

El coreano Jin Choom de unos 70 años de edad quién vive una zona periférica de la ciudad en condiciones de pobreza, había tomado como medio de subsistencia la matanza de perros callejeros para beneficiarse con la venta de su carne.

El llamado 'can-nicero' luego de matar a los canes los descuartizaba para luego vender su carne a restaurantes coreanos donde es considerada un manjar apreciado por algunos ciudadanos de ese país.

El ilícito negocio estaría prosperando pues el coreano buscaba contratar a otra persona para que le ayude, segun este ofrecía 700 pesos (unos 250 soles) por 10 Kgs. de perro.

Jin Choom fue detenido acusado de maltratar animales,en su vivienda fueron halladas cadenas, correas y collares con lo cual se comprobò que no solo capturaba perros en estado de abandono sino también los que tenían dueño.

Al ser interrogado por el juez el anciano matador de perros sostuvo un extraño comportamiento al ponerse de pronto a bailar, las autoridades judiciales están considerando el derivarlo a un clínica siquiátrica.

 

La matanza de perros y gatos en China

 

Una investigación de la Swiss Animal Protection (SAP) que duró 18 meses en China, país que es la mayor fuente de pieles de perro y gato, reveló que estos animales eran criados en granjas, la mayoría al norte de China donde el clima es más frío, lo que favorece la fineza y calidad del pelo.

Las pieles de perro y gato se destinan a la confección de ropas, accesorios o adornos, se pueden encontrar en muñecos de peluche, en los detalles de las prendas (cuellos, mangas, ribetes de abrigos, bufandas, zapatos, etc.) o en accesorios de piel (bolsos, billeteras, cinturones).

China el pais donde mata perros para comer, el platillo principal en China es la sopa de perro. El filósofo chino Mencio recomendaba la carne de perro como una de las más deliciosa.

Durante las épocas de hambruna en China se sacrificaron los perros debido a que eran una fuente fácil de proteínas en caso de peligro.

En la actualidad se considera como una medicina que incrementa la energía positiva en el cuerpo (yang), que regula la circulación de la sangre. Debido a ello la gente se alimenta de carne de perro en invierno para mantenerse caliente.

El chino promedio no consume carne del perro pues es costosa comparada a otras carnes y por ello es generalmente más accesible al chino adinerado.

300 mil perros se matan cada año en China, la mayoría de la carne procesada se consume en el país o se exporta a Corea.

Los perros son sacrificados con extrema crueldad intencionalmente, según las creencias asiáticas ello le da mayor sabor a su carne.

Durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, se prohibió incluir la carne de perro en las cartas de los restaurantes para turistas.