Sociales
Typography

Carabayllo y San Martíin de Porres, dos de los distritos con mayor número de conexiones ilegales.

El Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) formalizó este año alrededor de 180 usuarios clandestinos de agua de la ciudad capital y del Callao, quienes no facturaban sus consumos y generaban cuantiosas pérdidas mensuales para la institución.


Ello fue posible gracias a los constantes operativos de fiscalización realizados por la empresa prestadora de este servicio, destacó su presidente Guillermo León, al señalar que San Martín de Porres y Carabayllo son dos de los distritos donde se detectó más conexiones ilegales.

A modo de ejemplo, mencionó que una de las posibles formas de “robar agua” es contar con el servicio clasificado para uso doméstico en un inmueble donde funciona un negocio, es decir, esa familia registra un consumo que no le corresponde, y por tanto, hay que hacerle el cambio.

Otra forma de descubrir el uso clandestino de agua es observando atentamente el consumo mensual registrado en los recibos de las familias, para detectar si su facturación es cada vez menor, o si mantiene el suministro cerrado por varios meses por falta de pago.

SEDAPAL apeló a la solidaridad de los ciudadanos para que, si detectan la manipulación de un medidor o si ven que personas no autorizadas realizan una zanja para instalar una conexión clandestina, lo denuncien.

Las personas que sin facturar consuman agua potable y estén interesadas en formalizarse pueden acercarse a los diferentes Centros de Servicio de Sedapal o solicitar información a través del Aquafono llamando al teléfono 317-8000.

Fuente: Agencia Andina