Patrimonio Cultural
Typography

Héctor Walde, es el arqueólogo a cargo de un grupo de especialistas que viene estudiando la huaca Garagay ubicada en Lima Norte, en enero de este año descubrieron un gran friso polícromo y esta vez sacaron a la luz el mayor hallazgo, unos frisos con rasgos felinos parecidos a los de las culturas Cupisnique y Chavín. 

Al respecto Héctor Walde ha señalado que los frisos descubiertos “tienen rasgos felínicos muy parecidos a los de Chavín de Huántar” y que estos tendrían una antigüedad mayor que la del templo del lanzón monolítico. 

Garagay estuvo abandonada por más de 30 años, el peligro de desaparecer por acción de gente que trato de invadir el centro arqueológico destruyendo varios valiosos frisos para lograr su cometido. Actualmente la Municipalidad de Lima viene invirtiendo en su recuperación y restauración.

Esta huaca es la mejor conservada de los denominados templos en ‘U’, tradición que se desarrolló exclusivamente en la costa central durante el Período Formativo, las pruebas de carbono 14 han establecido que tiene una antigüedad entre 2,800 y 3,800 años

Al igual que otros templos en ‘U’, Garagay tiene cuatro partes, una pirámide principal de 400 metros de largo y 30 de altura, dos pirámides laterales y  una gran plaza rodeada por las tres estructuras, cuyo uso aún no ha sido descubierto.

La parte principal del templo ceremonia es el atrio, un recinto sagrado ubicado en el centro de la pirámide principal, el cual estaba decorado con los más hermosos frisos de barro. Una gran escalinata conectaba la plaza con este lugar la misma que ya ha sido descubierta por los arqueólogos.

La huaca Garagay declarada Patrimonio Cultural de la Nación, se ubica en el distrito de San Martín de Porres, cerca al cruce de las Avs. Universitaria con Angelica Gamarra, a una cuadra y al frente del Palacio de la Juventud de Los Olivos.

Estos descubrimientos son indudablemente un motivo de orgullo para Lima Norte, hoy sabemos que vivimos en un lugar que fue una de las cunas de la civilización peruana, donde grandes hombres iniciaron el desarrollo cultural, con arquitectos que construyeron gigantescas pirámides truncas y artistas que las adornaron con bellos y coloridos frisos, las figuras de sus dioses.