Corrupción y denuncias
Typography

Pista que debía durar 10 años fue levantada desde sus bases para construir otra a los 5 años de su construcción.
A fines de diciembre del 2010 el alcalde de Carabayllo Rafael Álvarez Espinoza inauguró con gran pompa la obra denominada "REHABILITACION DE PISTAS EN LA AVENIDA CONDORCANQUI", se trataba de la vía de bajada de dos carriles de la Av. Condorcanqui, entre la Av. Chimpu Ocllo y la Av. Caudivilla (mercado La Frontera).

 

Esta obra tuvo un costo aproximado de 420 mil soles y su expectativa de vida era de por lo menos 10 años.

En el 2013, transcurrido apenas 3 años, ya se notaban serios agrietamientos a todo lo largo de la pista, la carpeta asfáltica mostraba la característica 'piel de cocodrilo' que denota un prematuro desgaste, además numerosos agujeros ya se habían convertido en baches.

Para entonces la pista de subida del mismo tramo de la avenida se encontraba en un estado tan calamitoso que grandes nubes de polvo se levantaban al paso de los vehículos, estos tenían que ‘navegar’ sorteando innumerables baches, la pista prácticamente se había pulverizado pero las autoridades nunca hicieron caso al reclamo de los vecinos por esta vía principal del distrito.

Finalmente este año la Municipalidad Metropolitana de Lima se hizo presente para reparar este tramo de pista, que aunque no era de su competencia formaba parte de la ruta de alimentadores 10A Santo Domingo del Sistema de Transportes Metropolitano, por un tema contractual debía mantenerla en buen estado. De hecho los buses alimentadores habían dejado de circular por este sector por el mal estado de la vía.

Luego de supervisar el estado de la pista inaugurada hacía apenas 5 años los ingenieros llegaron a la conclusión de que no solo tenían que reemplazar la prematuramente dañada carpeta asfáltica, sino que la base misma de la pista estaba inutilizada, por ello tuvieron que remover toda la base para luego colocar una nueva y compactarla.

De esta manera esta pista que debió durar más de 10 años se terminó en apenas 5 y gran parte de los 420 mil soles empleados en su construcción se perdieron debido a que fue mal construida.

Paradójicamente lo único que queda en pie es el pedestal sobre el cual aún se puede ver la placa recordatoria de esta mala obra.

¿Cuantas pistas mal hechas como estas habrá en Carabayllo?, ¿A dónde se va el dinero producto de estas malas construcciones? nadie lo sabe, salvo quienes las siguen construyendo.