Defensa de la niñez
Typography

{mosimage}En las partes altas de Carabayllo, distrito de Lima Norte, en las laderas de los cerros, los niños de bajos recursos, a falta de estos, se las ingenian para construir sus propios juguetes.

Aquí en las alturas del pueblo joven Raúl Porras Barrenechea, sector Santísima Virgen María; no es necesario esperar a que llegue agosto para volar cometa, los fuertes vientos azotan los cerros todo el año permitiendo a los niños elevar sus rústicos barriletes.

 

 

 

{mosimage}

No son de aquellos que venden en el mercado por tres o cinco soles, estos son hechos a mano, construidos con pedazos de caña sacados de alguna casa de esteras y de bolsas plásticas usadas que trae el mismo viento, algún trapo viejo servirá para hacer la cola y forzosamente habrá que comprar un poco de pabilo.

{mosimage}

Los niños buscan la forma de alegrar sus vidas mientras sus padres bajan los cerros muy de mañana para ir a trabajar y regresan a veces entrada ya la noche, y aunque sus cometas ocasionalmente caen y se rompen, ellos no se arredran como nosotros, no pierden la alegría, reparan sus juguetes y persisten en el vuelo.

{mosimage}

Sin saber talvez se están forjando para la vida dura que les espera, porque aquí la educación también está muy echada a menos, un poco mas abajo una pequeña escuela de educación inicial, la mas alta de toda la zona, ha perdido debido a los vientos, parte de su techo de esteras, a pesar de ello un cartel anuncia con tono festivo el inicio del año escolar.

{mosimage}

En otra cumbre cercana llamada "El Mirador" una biblioteca comunal de Promolibro se yergue como un pequeño bastión cultural, atiende solo algunos días, pero es un indicador de que el abandono en esta zona no es total.

{mosimage}

La gente de aquí no ha perdido la fe, solo ha mudado de religión, la cristiana los perdió a ellos hace tiempo, iglesias de otras religiones hay en los cerros, la cristiana, apostólica y romana se quedó allá abajo, lo cierto es que el clero oficial se olvidó de sus ovejas de esta parte de Lima Norte, por acá no ha habido un Santo Toribio de Mogrovejo que suba ni siquiera para mirar el paisaje.

{mosimage}

Hablando del paisaje, este es muy bueno, la vista panorámica del valle es impresionante, de noche lo debe ser más, pero ni pensar en venir por acá de noche. Estoy seguro que un día estos miradores serán centros de atracción turística, pero cuando será, eso si no lo se.

{mosimage}

{mosimage}Texto y fotos:
Carlos Santana A.