Nacionales
Typography

A 48 horas del Jueves Santo, la demanda de pescados y mariscos sigue en ascenso en las terminales pesqueras de la capital, sobre todo por parte de los restaurantes, que buscan abastecerse de productos hidrobiológicos a fin de evitar acudir durante los días festivos, cuando aumente la presencia de las familias.

      Una visita a la terminal de Ventanilla, en el Callao, permitió observar la gran demanda de especies como caballa, lisa, jurel, cojinova, coco, bonito, pejerrey, cachema, toyo y la cada vez más aceptada anchoveta, que de ser una especie a la que se veía como de uso industrial para la preparación de harina, ahora se le valora por su alto valor nutritivo en omega 3 y 6.

      Otros productos de gran demanda son: pulpo, conchas de abanico, choros, chanque, conchas negras, caracol, pota, langostinos, entre otros mariscos que son preferidos por los restaurantes para preparar su carta de platos a base de estos insumos de gran aceptación y que caracterizan la gastronomía costeña.

      Desde el último fin de semana, la demanda de productos hidrobiológicos crece, en la medida en que los negocios de alimentación, sobre todo aquellos restaurantes de distritos cercanos al Callao y del cono norte de la capital, se abastecen oportunamente en vista de la cercanía de la Semana Santa.

      Como es habitual en estas fechas, los precios de los productos hidrobiológicos aumentan considerablemente, dado que la tradición determina el consumo de pescado y mariscos en lugar de las carnes rojas. Es así que los precios experimentan un alza que fluctúa entre 30 y 80 por ciento, dependiendo de la especie, de la demanda y de la temporada de pesca.

      La administración de la terminal informó que hoy ingresaron alrededor de 200 toneladas en productos hidrobiológicos, de los cuales más de 30 toneladas correspondieron a bonito y 20 toneladas a lisa, especies con mayor ingreso a este centro de acopio.

Fuente: Agencia Andina