Casetas del serenazgo incendiadas

Carabayllo
Typography

{youtube}b-5VaixzIy4{/youtube}

Alrededor del 15 de agosto pasado una caseta del serenazgo ubicada en el 3er sector de El Progreso, al borde de la Av. Tupac Amaru fue incendiada por elementos de mal vivir, mientras que la madrugada del lunes 6 de septiembre, elementos desconocidos trataron de incendiar otra caseta ubicada en el 2do Sector de El Progreso.

Alrededor del 15 de agosto pasado una caseta del serenazgo ubicada en el 3er sector de El Progreso, al borde de la Av. Tupac Amaru fue incendiada por elementos de mal vivir, mientras que la madrugada del lunes 6 de septiembre, elementos desconocidos trataron de incendiar otra caseta ubicada en el 2do Sector de El Progreso.


Afortunadamente la oportuna intervención de los vecinos evitó que esta fuera consumida por las llamas.

Estas casetas cuentan con un servicio que es cubierto por personal del serenazgo del municipio entre las 7 a.m. y las 7 p.m., luego permanecen sin cuidado. Esto es aprovechado por malos elementos que muchas veces se introducen en las mismas y tratan de dañarlas.

 

 

PANDILLAJE


La zona de El Progreso, especialmente a inmediaciones de la zona denominada El Hondo es el punto mas álgido donde el pandillaje es todavía incontrolable, y en donde se desarrollan incontables batallas campales, esta zona es dominada por 5 pandillas entre las cuales se disputan este territorio.

La Policía Nacional tiene plenamente identificados a la mayoría de los pandilleros de la zona, sin embargo es necesario que además de las acciones represivas se realice un trabajo social que involucre a los jóvenes de estas zonas que sufren de muchos problemas de exclusión social como son: la carencia de recursos, la desocupación, la falta de capacitación, el desarraigo familiar, la falta de afecto, el alcohol, las drogas y otros.

Las autoridades del distrito no enfrentan el problema de manera directa, mas aún muchas veces contribuyen al mismo, como en el caso de la gobernación de Carabayllo que extiende licencias o en todo caso no controla la realización de fiestas que terminan a balazo limpio en el local del IPD ubicado en El Hondo, tal como lo refieren los atemorizados vecinos de la zona.


Artículo de Carlos Santana Aguilar