Minera que intentó desalojar a pobladores de Ancón opera sin licencia desde hace 4 años

Ancón
Typography

Minera explota concesión desde hace 4 años sin tener licencia ni autorización oficiales

La Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso, expresó su extrañeza e indignación por el funcionamiento, al parecer irregular, de una empresa minera que viene explotando, desde hace cuatro años, una concesión a 38 kilómetros de Lima, sin haber realizado estudios de impacto ambiental (EIA), no tener autorización para operar ni licencia municipal de construcción, pese a todo lo cual, además, cuenta con el resguardo de la Policía Nacional del Perú, que protege sus instalaciones.

La situación fue confirmada, cuando representantes del Ministerio de Energía y Minas, del Instituto Geológico y Metalúrgico (INGEMMET) y del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (SOINERGMIN) descartaron tener responsabilidad en el hecho.

De ahí que, por consenso y a pedido inicial del congresista Mauricio Mulder (PAP), al que se sumaron sus colegas Edgard Reymundo (BP-CD), Renzo Reggiardo (NoA) y el propio titular de la Comisión, se acordara convocar a los ministros de Energía y Minas y del Ambiente para que expliquen personalmente lo que viene ocurriendo con dicha empresa.

Se trata de la empresa minera Carabayllo S. A. que opera la concesión ‘Cruz del Norte Nº 8’, sobre un terreno de más de 55 hectáreas, en el kilómetro 38.5 de la Panamericana Norte, en Ancón, afectando el medio ambiente en perjuicio de más de 400 familias del personal militar-policial que conforman la Asociación de Vivienda Civil Militar ‘May. EP Marko Jara Schenone’, sobre la cual pesa una orden de desalojo.

Según denuncias de los pobladores, que además han sido afectados en su salud por las emanaciones de la minera, el Contrato de Derecho Real de Superficie celebrado entre ésta y el Ejército Peruano fue declarado nulo por contener vicios insalvables, a lo que se suman las irregularidades señaladas.

Sin embargo, según informó, el presidente de dicha comisión, José Vega Antonio, el titular del MEM, Pedro Sánchez Gamarra, mediante una comunicación escrita ha señalado que no conoce del tema y que la tarea de supervisión y fiscalización corresponde a Osinergmin y a Ingemmet.

Sin embargo, María Angélica Romuzzo Gamarra, asesora de la presidencia de Ingemmet, explicó que este organismo no tiene injerencia en el otorgamiento de la licencia ni de los permisos para operar a favor de ninguna empresa minera.

A su vez, Edgardo Alva, de la oficina de Normatividad Minera, y el especialista Ricardo Alva, ambos del MEM, refirieron que la empresa sólo había solicitado autorización para realizar un EIA, sin haberlo concluido, por lo que no se les ha extendido licencia para iniciar sus operaciones.

De igual forma, Guillermo Shimo Huamaní, gerente de Fiscalización Minera del Osinergmin, se limitó a señalar que está en estudio si la minera Carabayllo pertenece a la categoría de pequeña o gran minería, ya que en algunos casos ha superado su producción diaria de 1,200 TM de arcilla y materiales de construcción.

Agregó que las funciones de supervisión y fiscalización ambiental minera le fueron transferidas al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), a partir de julio de 2010, que debe pronunciarse al respecto.

Según el funcionario, la empresa Carabayllo está prohibida de realizar actividades de explotación en la zona, conforme a lo dispuesto en el artículo 3º de la Ley del Sistema Nacional de Evaluación del Impacto Ambiental, por carecer de la respectiva certificación aprobada por el MEM.

Pese a esas explicaciones, el congresista Vega Antonio expresó su indignación porque la cuestionada empresa sigue operando, ha construido un centro de operaciones y muros perimétricos, que cuentan con la protección de efectivos de la PNP para hacer frente a las protestas de los habitantes del lugar.

 

Artículo de Karen Martínez
de El Informante Perú