Carabayllo
Typography

Principales funcionarios de confianza del alcalde se van a la calle

La Contraloría General de la República inhabilito en el ejercicio de la función pública a varios presuntos delincuentes que ocupaban los principales cargos en la administración de la Municipalidad de Carabayllo como personal de confianza del alcalde Rafael Alvarez Espinoza.

Por haberse probado su responsabilidad en otorgar fondos bajo la modalidad de "Encargos" y falsificar comprobantes de pago, fueron sancionados con la prohibición de ejercer cargos públicos alguno los funcionarios y ex- funcionarios de la Municipalidad de Carabayllo: el actual gerente general JAIME NOLBERTO CASTRO PARODI (por 4 años), el ex gerente de administración y finanzas y actual alcalde de Breña ÁNGEL ALEJANDRO WU HUAPAYA (por 5 años), el Gerente de Planeamiento, Presupuesto y Cooperación Internacional MANUEL NAMUCHE CHUNGA (por 5 años) y la Gerente de la Mujer y Desarrollo Humano, MARÍA LOURDES BLANCO MERCADO (por 4 años). 

La sanción fue emitida por la Contraloría General de la República con Resolución 001-76-2014 a mediados de ese año, esta fue apelada por los acusados y finalmente luego de año y medio, la Contraloría terminó por desestimar sus alegatos y confirmar las sentencias administrativas con Resolución 001-2016-CG/TSRA.

Estas sentencias se dan por el caso de “Procesos de Contratación de Bienes y Servicios, Pagos de Retenciones y Contribuciones Sociales y Otros Desembolsos” durante el período de enero 2011 a junio 2012.

Tomado conocimiento de estos hechos el alcalde de Carabayllo Rafael Álvarez Espinoza procedió a darles vacaciones a todos los sancionados. En sesión de concejo a realizarse el día de hoy se dispondrá la destitución de los todos estos sujetos que durante varios años ocuparon los máximos cargos en la administración municipal de Carabayllo.

Interinamente el actual gerente de administración y finanzas Leonidas Yuri Sotomayor Rodriguez ha asumido el cargo de gerente general de la municipalidad de Carabayllo, es probable que sea nombrado en este cargo.

Los otros implicados: PEDRO MILTON INFANTE ROSADIO, ROSA JUDITH CASTRO ABAD y KARLA DIANA MEMBRILLO TELLO, todos ellos funcionarios de tercer nivel, fueron declarados carentes de responsabilidad.

 

El caso del alcalde de Breña

 

Alejandro Wu Huapaya, actual alcalde de Breña, ha sido sancionado en este caso con 5 años de inhabilitación en el cargo, sin embargo son varios los casos aún pendientes en la misma Contraloría, el Ministerio Público y el Poder Judicial, referidos a su gestión cómo gerente de Administración y Finanzas de la Municipalidad de Carabayllo, que marchan silenciosamente a paso de tortuga contra este personaje.

Actualmente algunos vecinos de Breña vienen solicitando la vacancia de este sujeto por otros presuntos ilícitos, este caso va a motivar probablemente una nueva solicitud de vacancia ante el Jurado Nacional de Elecciones, sin embargo la sanción dada por la Contraloría General de la República no alcanzan su cargo por ser de elección popular, tampoco la Ley Orgánica de Municipalidades (LOM), no contempla la vacancia en el cargo de alcalde por sentencias de inhabilitación en la función pública dados por la Contraloría (al respecto existe una solicitud de modificación de la LOM por parte de esta entidad).

 

Una sentencia que llega con mucho retraso

 

La Contraloría General de la República ha demorado excesivamente este proceso y es probable que de no haber sido por la presión ejercida por algunos vecinos de Carabayllo que por intermedio de la Defensoría del Pueblo, el Congreso de la República (comisiones de Fiscalización y Justicia) y el Ministerio de Justicia, pudieron lograr que la Resolución tanto tiempo demorada pudiera darse.

También es notable resaltar que pese a las irregularidades comprobadas hace más de año y medio, la Contraloría extrañamente nunca propuso la medida preventiva de separación del cargo de ninguno de los sancionados, pese a estar entre sus atribuciones hacerlo.

Esta es una sanción administrativa, la denuncia penal por estos delitos se hizo hace ya mucho tiempo y al parecer el Ministerio Público de Lima Norte también está demorando el proceso. El Nuevo código Procesal Penal que supuestamente da celeridad a los procesos de corrupción de funcionarios solo sanciona velozmente a funcionarios de tercer nivel, policías y otros, en cambio los casos donde están implicados alcaldes, regidores y altos funcionarios los procesos marchan con extremada lentitud.

Todavía no se ha presentado este caso ante la Corte de Justicia de Lima Norte.