Lima Norte
Typography

Se sospecha que se habría formado un grupo organizado para delinquir, una especie de mafia al interior de la municipalidad.

Un ambiente de gran tensión vivió el día de ayer la Municipalidad de Carabayllo, luego que dos regidores de esta comuna, denunciaran penalmente al alcalde y otras seis personas por supuestamente ordenar la ejecución y pago de 17 obras o servicios que según pobladores y dirigentes nunca fueron realizados.

Con la Contraloría revisando la documentación, varios funcionarios se mostraron sumamente nerviosos, hace poco el Contralor General de la República denunció que esta municipalidad ponía trabas a la labor de los contralores y que de continuar así solicitaría la intervención de la Fiscalía.

 

La denuncia penal

Los regidores Pablo Gonzales Villanueva y Alia Maritza Oblitas Romero, dieron a conocer hace dos días que habían formulado una denuncia penal contra el alcalde Rafael Álvarez Espinoza, el gerente de Administración y Finanzas Ángel Wu otras cinco personas, las cuales ya han sido citadas por la Fiscalía Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Norte, para rendir su manifestación.

 

Supuesta mafia organizada

Cada vez crece más la sospecha de que en la Municipalidad de Carabayllo se habría instalado una mafia organizada la cual habría venido trabajando de manera coordinada con el fin de apropiarse de los dineros del estado. El último eslabón de esta cadena sería un grupo de personas de la tercera edad quienes habrían venido siendo utilizados como falsos trabajadores en el programa social ‘Trabaja Perú’, ellos habrían servido como cobradores en una especie de pequeño Comunicore.

Según se desprende de la denuncia, varios funcionarios y personas de gran confianza del alcalde, habrían estado participando en esta ilícita organización cumpliendo diferentes funciones, solicitando falsos servicios, emitiendo documentos sin sustento real y realizando tareas de coordinación, como si fuera una mafia organizada.

Las principales personas que han sido comprendidas en esta denuncia son Rafaél Álvarez Espinoza, alcalde de Carabayllo, Angel Wu Huapaya, Gerente de Administración y Finanzas, Víctor Baltazar Ramos, Gerente de Desarrollo Urbano y Rural, Yony Alvites, personal externo nombrado coordinador del programa municipal ‘Manos a la Obra’, esposo de la secretaria del alcalde y secretario de movilización del Partido Popular Cristiano (PPC) en Carabayllo, además de otras tres personas.

 

Un mar de rumores

Por la tarde circularon fuertes rumores en el sentido de que la Fiscalía había ingresado a la municipalidad con apoyo de la fuerza pública, esta versión aún no ha sido confirmada ni desmentida.

Otro rumor que circuló fue que dos de los supuestamente implicados estarían realizando gestiones para fugar del país. En otra versión que también está por confirmarse, se señala que los hijos de uno de los proveedores denunciados, una persona de la tercera edad aquejado de males cardíacos y actualmente de viaje en los EEUU, habrían amenazado a uno de los supuestos implicados con dañarlo de alguna forma, en caso que su padre sufriera un ataque cardíaco al enterarse de las denuncias en su contra. Ellos habrían asegurado que su padre solo recibía una propina por prestar su RUC y facturas. Algunas versiones aseguran que por lo menos uno de los presuntos implicados podría acogerse a la figura de la colaboración eficaz.

Artículo de Carlos Santana Aguilar

 

Artículos relacionados:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Véase: Pepecista gana más de 262 MIL soles gracias a la Municipalidad de Carabayllo

 

 

Véase: El caso del Audio de la verguenza de carabayllo